Chirinos y La sonrisa de los hipopótamos

Juan Carlos Chirinos es amigo de Venezuelan Press. Sus libros llegan a esta casa como quien arriba a su hogar tras una ruidosa jornada: con ganas de hallarse a gusto. Lo mejor es que siempre se les espera. Por buenos. Por apetitosos. Así acaba de llegarme La sonrisa de los hipopótamos, y yo lo recibí, agradecida.

Se trata de un pequeño volumen de once cuentos sin conexión –nos quiere hacer creer en su nota de autor-, que no por delgado es menos denso. Quince años de recopilación narrativa dan para escoger lo mejor, y eso es este compendio.

Chirinos es de Valera (Venezuela), una tierra caliente que, como poco, pare cuentistas de esta talla. No sería extraño que su incursión en el relato fantástico tenga origen en las siete colinas de su infancia, o su sutil sentido del humor provenga de su yo adolescente andino.

Lo que sí me atrevo a asegurar es que la universalidad de sus temas es fruto del escritor migrante que, cumplidos los 50, sabe colocar cada personaje en su lugar. Porque qué tiene que ver un campeonato infantil de ajedrez en Maracay con una mujer condenada por su belleza…

“Es evidente, por tanto, que el tiempo de la escritura y el tiempo del escritor inevitablemente confluyen en el tiempo suyo, invisible lector, que sostiene lo que parece nacido de un solo golpe…”.

Chirinos sabe que no son inconexos. Leer esta suculenta compilación sirve para descubrirlo… a él también.

FICHA TÉCNICA

Género Narrativa (novela y relatos)
Editorial Ediciones La Palma
Páginas 112
Medidas (cm x cm) 14 x 20
Encuadernación Rústica

la-sonrisa-de-los-hipopotamos