Laureano Márquez

Politólogo. Escritor. Profesor y serio humorista con dos raíces
www.laureanomarquez.com

@laureanomar

Laureano Márquez con Venezuelan PressNacido el 4 de julio, como Tom Cruise, pero en 1963. Laureano Márquez con apenas con cuatro añitos, hace su primera incursión cómica parodiando a su padre, por lo que recibe su primera paliza. En otras palabras, descubre en un mismo día su vocación humorística y la represión que ella conlleva.

A los cinco años, se sabe la misa de memoria y rompe una cortina para hacer una sotana y disfrazarse de cura. A los seis años tiene su primera novia y cuelga los hábitos. Veinticinco años más tarde, llama la atención de otra mujer de la cual nace una hija igualita a su papá, cosa que la criatura lleva con resignación.

A los siete embarca en un barco italiano llamado Donizetti de polizón y se fuga como Marco, pero en vez de buscar a su mamá, ésta lo buscaba a él. Lo peor es que lo encuentra y le cae a chancletazos.

Especialista en carreras inconclusas, no termina Derecho, ni Filosofía, así como tampoco Teología. A duras penas, concluye Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela y entonces, ya por fin encaminado en una profesión seria, la abandona y decide dedicarse al humorismo. Y todo sea dicho, es considerado uno de los mejores humoristas de Venezuela.

Trabaja en el programa de televisión Radio Rochela, el programa cómico más antiguo de la televisión mundial, como libretista y actor durante una década. Es articulista de humor muy reconocido en su país (especialmente por los organismos de seguridad del Estado, que siguen muy de cerca su trabajo) y ha ganado en tres oportunidades el premio al mejor artículo de humor (lo cual es muy sospechoso).

Ha desarrollado su carrera humorística fundamentalmente en el teatro, en obras que han batido récord de taquilla, como La Reconstituyente, con más de seiscientas representaciones a lo largo de dos años y también en eso que llaman los gringos “stand up”. Esto último le ha permitido recorrer los escenarios venezolanos con monólogos de corte sociológico que tratan de desentrañar las causas de los males colectivos del venezolano.

También ha llevado su trabajo fuera de Venezuela a México, Colombia, España, Bolivia y más recientemente a Argentina, en donde participó en el Concurso Panamericano del Humor. Allí obtuvo el primer lugar y una pedantería que lo ha vuelto insoportable.

Se ha dedicado también a la docencia dictando cursos de humor de los que han salido nuevos grupos de comediantes como La degeneración de relevo.
Es autor de tres libros de humor: "Se sufre pero se goza" (agotado); "El código bochinche" (diciembre de 2004), que va por su novena edición y batió record en Venezuela como libro más vendido, junto a una vulgar copia suya llamada El código da Vinci y, el más reciente, "Amorcito corazón", en el marco de la colección "Llámalo amor si quieres" del grupo Santillana, bajo la dirección de Leonardo Padrón. Este último libro es un manual dedicado al amor, no un libro dedicado al amor manual, que no es lo mismo.

Hoy es Miembro de Honor de Venezuelan Press.